Experiencia compra en Best Buy

Escrito por papediaz 27-06-2009 en General. Comentarios (2)

Desde hace unos días necesitaba comprar algo de electrónica para el ordenador, un Hub USB. Así que me decido, por fin, a comprarlo. Comparo las 2 opciones que tengo para hacerlo, sabiendo lo que sé de la ciudad hasta ahora.

 

1) Ir a un mercado en el centro de Pudong (donde los rascacielos), de buen aspecto, pero 100% Chino. Esto significa que lo que por fuera aparenta como un Corte Inglés en realidad dentro es un caos de tiendecillas (muy monas, eso sí) que venden lo mismo. Esto es muy chino, y a mí me resulta confuso por muchas razones. Primero, porque para buscar un producto no lo haces por secciones, sino por tiendas especializadas repartidas aleatoriamente. Segundo porque es difícil comparar precios, al estar todo tan repartido. Tercero porque muchas veces ni siquiera escriben los precios. Cuarto porque muchas veces el producto es falso (como me pasó con la impresora: todo correcto, pero los cartuchos no eran originales HP)

 

2) Ir al Best Buy, que aparentemente es algo más europeo tipo FNAC. Esto significa productos con los precios escritos (¡qué maravilla de avance!) y un orden lógico de la tienda.

 

Así que voy esta mañana al Best Buy. Busco el Hub USB y lo compro. El precio, al cambio, más o menos como en España (aquí todo lo de electrónica vale lo mismo o más). A la hora de pagar, pues como en China: 4 trabajadores atendiendo a 2 clientes (1 soy yo), pero aún así he de esperar 10 minutos. Lo de los trabajadores en China es increíble, pero también lo es lo de los funcionarios en España. El concepto es que aquí todo el mundo se comporta como las secretarias de la Facultad de Física de Valencia.

 

Bueno, hasta aquí todo hecho. El problema es que vuelvo a casa y descubro mi fatal error: no haber inspeccionado la totalidad del contenido del paquete en la misma tienda. Como siempre, faltaba algo, en este caso el cable de conexión.

 

Vuelta a la tienda y reclamo. Y ahora el final de la historia, que me parece lo mejor de todo: los pavos cojen el cable de otro producto y me lo dan a mí, con lo cual lo que le faltaba a mi paquete se soluciona robándoselo a otro, con lo cual el problema se perpetúa, pero pasa al siguiente comprador.

 

Me ha parecido una SITUACION TAN CHINA. Tiene varios componentes: la dejadez de la peña, el hacer las cosas rápido y mal... pero también un componente filosófico. Suena bastante budista eso de no terminar con los problemas, sino cambiarlos de sitio.